Última Hora

Internacional

"Reina del Pacífico" trasladada a México para afrontar nuevo cargo por lavado de dinero

Sandra Ávila, una conocida figura del mundo del narcotráfico mexicano apodada "La Reina del Pacífico", fue trasladada este martes desde Estados Unidos a México...

AFP Agencia Hace 8/20/2013 12:21:00 PM

Sandra Ávila, una conocida figura del mundo del narcotráfico mexicano apodada "La Reina del Pacífico", fue trasladada este martes desde Estados Unidos a México, donde deberá afrontar un nuevo cargo por lavado de dinero en el estado de Jalisco (oeste), dijo una fuente gubernamental.

Ávila, que aguardaba desde la semana pasada el traslado en un centro migratorio de la fronteriza El Paso (sur de Estados Unidos), viajó custodiada por policías federales de México en un vuelo comercial que cada semana se utiliza para la repatriación voluntaria de mexicanos.

Hacia las 11H00 locales (16H00 GMT) la aeronave aterrizó en el aeropuerto de Ciudad de México. Ávila "ya llegó, ya está aquí en México. Le están haciendo una revisión médica y será trasladada a Jalisco", confirmó a la AFP la fuente del gobierno, que pidió permanecer en el anonimato.

El funcionario había señalado anteriormente que un juez federal de Jalisco, cuya capital es Guadalajara, "la requiere por un presunto delito de lavado de dinero".

En los alrededores del aeropuerto capitalino no se observó un refuerzo de la seguridad, constató la AFP.

Ávila ya había sido detenida en Ciudad de México en 2007. El gobierno la presentó como una pieza clave para los envíos de droga del cártel de Sinaloa a Estados Unidos a través del Océano Pacífico pero la justicia la absolvió y la extraditó en septiembre de 2012 a Estados Unidos.

En ese país fue acusada de conspirar para importar hasta cinco kilogramos de cocaína entre 1999 y 2004 y de otro cargo por distribución de cocaína durante el mismo periodo.

Sin embargo, alcanzó un acuerdo con la fiscalía estadounidense por lo que fue condenada por un solo cargo: asesoramiento a un narcotraficante para evadir la justicia, en referencia a su expareja sentimental, el colombiano Juan Diego Espinosa, alias "El Tigre", enlace entre el cartel de Sinaloa y el del Norte del Valle, en Colombia.

La mexicana fue sentenciada el 25 de julio por una corte federal de Miami (sureste de Estados Unidos) a 70 meses de cárcel pero el juez consideró que la pena ya fue cumplida durante sus años de encarcelamiento en México y ordenó su deportación.

Una vida cercana a los capos
"La Reina del Pacífico", cuyo apodo proviene de un 'narcocorrido' (canciones que narran crímenes y hazañas de los narcotraficantes) compuesto en su honor, cobró fama cuando al ser detenida en México posó con una retadora sonrisa frente a las cámaras que la ficharon.

Su leyenda creció al ser considerada como la mujer que inspiró la novela "La reina del sur" del escritor español Arturo Pérez-Reverte, luego versionada en una popular telenovela.

Ávila nació en 1960 en el estado de Baja California (noroeste) pero su familia proviene de Sinaloa (noroeste), la región más emblemática del narcotráfico mexicano.

"La Reina del Pacífico" admite haber tenido desde siempre vínculos cercanos con ese mundo pero ha negado haberse involucrado directamente en esas actividades delictivas, atribuyendo su fortuna a negocios inmobiliarios y de venta de ropa.

Sin embargo, su vida ha estado marcada por la cercanía con capos poderosos y los asesinatos de allegados como los de sus dos esposos, ambos ex comandantes policiacos.

En las entrevistas que concedió en prisión al periodista mexicano Julio Scherer para el libro "La Reina del Pacífico: es la hora de contar", Ávila alega que su pecado fue haber conocido de manera "circunstancial" a narcotraficantes como Rafael Caro Quintero, un padrino de las drogas de los años '70 y '80 quien fue dejado en libertad de forma sorpresiva el 9 de agosto. 12 años antes de cumplir una condena por el asesinato de un agente antidrogas estadounidense.

Asímismo afirmó haber conocido, con mayor o menor nivel de relación, a otros capos como Joaquín "El Chapo" Guzmán -el más buscado de la actualidad-, el fallecido Amado Carrillo Fuentes y algunos de los hermanos Arellano Félix.

La mexicana tampoco esconde que llevó una lujosa vida hasta su detención en 2007, cuando le fueron decomisados casi dos centenares de joyas, 14 cuentas bancarias -al menos cinco en dólares-, varios autos de lujo e inmuebles.