Última Hora

Según expertos, en los últimos 60 años la población de tiburones se redujo en un 90%.

El mito de que el consumo de las aletas aumenta la potencia sexual, ha llevado a la especie al borde de la extinción.

La organización PRETOMA asegura que Costa Rica debería prohibir el consumo de estos animales, que en muchas ocasiones son asesinados sólo para cortar sus aletas.

El Ministerio de Ambiente asegura que la causa del 90% de las muertes de tiburones en el país es el aleteo y no el consumo de la carne.

La legislación de Costa Rica permite la pesca de tiburón y castiga con 6 meses a 2 años de prisión a aquellos que descarguen aletas de tiburón despegadas del cuerpo.

Demostrar que una embarcación está haciendo aleteo de tiburones es complicado. Pero las autoridades aseguran que pronto podría cambiar.

Las altas concentraciones de algunos componentes en la carne de tiburón podrían ser perjudiciales para el ser humano.

PRETOMA asegura que prohibir el consumo de tiburón en Costa Rica traería muchos beneficios, que van desde ayudar a preservar la especie hasta mejorar la imagen del país a nivel mundial.