Última Hora

El índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2018, fue presentado en el país por la Asociación Costa Rica Íntegra, Capítulo en Formación de Transparency International, en el marco del lanzamiento mundial organizado por Transparencia Internacional bajo el lema “La corrupción y la crisis de las democracias”.

En el período 2012-2015, el IPC de Costa Rica mostró un estancamiento en una posición intermedia de alrededor de 55 puntos (en una escala de 1 a 100, donde 100 es la mejor calificación).

En el 2016 y 2017, el país mostró un ligero ascenso alcanzando 58 puntos; no obstante, el IPC 2018 muestra una caída a 56 puntos, que hace perder el avance alcanzado en los dos últimos años.

A pesar de que la Administración Solís Rivera tenía como uno de sus ejes prioritarios en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) la lucha contra la corrupción, la meta de llevar a Costa Rica hasta 66,5 puntos en el IPC para 2018, finalmente, no se logró.

Si bien la explicación siempre es multicausal, en esta ocasión merece particular atención, la sensibilidad que los indicadores que componen el IPC muestran al ambiente económico y, por ende, a la crisis fiscal que ha vivido el país en los últimos meses y años.

Asimismo, a pesar de la prioridad asignada en el PND 2014 – 2018, Costa Rica Integra no identifica esfuerzos diferenciados, ni inversión significativa en la materia.

Lo cual también se documenta con un informe elaborado por CRI, y presentado en este mismo evento, en el cual se califica de insuficiente el cumplimiento de ocho de los catorce compromisos de la Administración Solís Rivera.

La desatención al tema es acentuada a partir de mayo 2018, período en que deja de aparecer como prioridad estratégica del Plan Nacional de Desarrollo.


“Costa Rica Íntegra considera que para dar un auténtico salto cualitativo en materia de lucha contra la corrupción y, de paso, mejorar de manera sostenida y no reversible en mediciones como el IPC.

Se hace necesario un Plan Nacional Anticorrupción que garantice resultados en el mediano y largo plazo, así como la creación de un Sistema Nacional de Integridad, como marco normativo e institucional que – dentro del marco de Estado Abierto – propicie las condiciones para una efectiva prevención, detección, control y sanción de prácticas y redes de corrupción”, indicó, Evelyn Villareal Fernández, vicepresidenta de Costa Rica Íntegra.

Este año, el mensaje clave es el fomento de la prevención. Ello sobre la base de impulsar la creación de coaliciones intersectoriales anticorrupción y anti-impunidad, que fomenten una cultura de legalidad y un mayor sentido de responsabilidad pública, privada y ciudadana.

Puede ver una presentación interactiva en este enlace: https://public.tableau.com/profile/evelyn.villarreal.f#!/vizhome/CorruptionPerceptionsIndexCPI2018/Story1

Si desea el informe completo de Transparency International aquí