Última Hora

El Proyecto Hidroeléctrico Diquís, el más grande de Centroamérica y fundamental para el futuro energético del país, está varado.

Una consulta indígena, un juicio contra el ICE y un recurso de inconstitucionalidad lo tiene trabado desde hace tres años.

Tras negar los problemas el ICE se percató de la situación y el error.

Procedió a abandonar el lugar, presionado la Asociación de Desarrollo de la comunidad, que presento un recurso de amparo para obligar al ICE a salir de su territorio.

Luego vino el Relator de Naciones Unidas para Asuntos Indígenas, que ratificó la validez del reclamo del pueblo indígena.

Actualmente el proyecto se encuentra abandonado y no se ha realizado la consulta a los pobladores indígenas, quienes han perdido su cúpula de liderazgo, en un pueblo dividido por la represa.