Última Hora

Cuatro costarricenses le dieron la mano al papa Francisco y compartieron breves palabras con el santo pontífice durante la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá.

Uno de ellos es Jason, vecino de la Pitahaya de Cartago y para el decirle al papa que Costa Rica siempre lo tiene en sus oraciones.

Brandon Quirós también es vecino de la vieja metrópoli y considera que darle la mano a Francisco se convirtió en un momento inolvidable para su vida.

Los otros dos costarricenses son vecinos de Guadalupe.

Estos cuatro costarricenses consideran que fue una gran bendición darle la mano y externarle un breve mensaje.

Observe más detalles en el video adjunto.