Última Hora

Desde hace años Walter el “Pate” Centeno tiene dos pendientes:

1-Dirigir Saprissa porque el pueblo lo quiere como técnico

2-Quitarse las condenadas manchas que le dejó el futbol y él sol.

Ya está peleando con esas manchitas y para eso buscó a una especialista.

Dice la doctora que los hombres por lo general les da pena tratarse esas manchas, pero al final se tratan por salud.

Combaten manchas y arrugas. En el caso del técnico de Grecia “Paté” deberá visitar a la doctora cada dos meses para que esas manchas no vuelvan a su rostro.

Si usted ve el rostro de “Paté” más bonito ya sabe por qué es.

Le queda un pendiente, ser técnico de Saprissa y ya suena cerca.