Última Hora

Internacional

Unión Europea e Irlanda forman un 'equipo unido' frente a Londres en Brexit

La prensa británica informó de una posible renegociación del acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998 o de un tratado bilateral entre Irlanda y Reino Unido para intentar esquivar el principal escollo en el acuerdo del Brexit, el llamado "backstop"

AFP Agencia 21/1/2019 03:29

La Unión Europea (UE) e Irlanda forman un "equipo unido", aseguró este lunes el negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, que de nuevo apeló de nuevo a la responsabilidad de los dirigentes británicos para evitar un divorcio caótico.

"Trabajamos a 27 como un equipo, un equipo unido, hemos negociado" al unísono, respondió Barnier a la cadena irlandesa RTE, que le preguntó sobre la hipótesis de futuras discusiones bilaterales entre Londres y Dublín.

El negociador apeló de nuevo a los dirigentes británicos a ponerse de acuerdo entre ellos, repitiendo así la línea de la UE desde el rechazo del acuerdo de retirada por parte del parlamento británico.

"Corresponde ahora a los dirigentes británicos construir una mayoría estable y positiva para un acuerdo, por lo que esperamos las próximas etapas de parte del gobierno británico", agregó.

La prensa británica informó de una posible renegociación del acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998 o de un tratado bilateral entre Irlanda y Reino Unido para intentar esquivar el principal escollo en el acuerdo del Brexit, el llamado "backstop".

A esta medida, prevista como una solución de último recurso para evitar la reintroducción de una frontera dura entre Irlanda e Irlanda del Norte, se oponen muchos parlamentarios británicos, que la consideran como un "trampa" para mantener a su país anclado en la UE en el marco de una unión aduanera.

El canciller polaco, Jacek Czaputowicz, sugirió a la BBC por su parte que el "backstop" se limite en el tiempo, a unos cinco años, algo descartado por su homólogo irlandés, Simon Coveney.

Coveney afirmó además que Reino Unido no buscaba renegociar el acuerdo de Viernes Santo. "Esta mañana he recibido confirmación del gobierno británico de que esto no es algo que consideren", declaró ante la prensa.

"El acuerdo de Viernes Santo es un fundamento muy importante para el proceso de paz y no pienso que debamos hablar de modificarlo en un intento de resolver un problema político", agregó.