Última Hora

Miles de costarricenses están en este momento o continúan en rumbo a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) gracias a sus esfuerzo y milagros.

A Panamá llevan en sus oraciones a sus familiares y amigos y con mucha alegría se prepararon para cruzar la frontera y encontrarse con el papa Francisco.

Pero detrás quedaron esfuerzos económicos y de trabajo para poder asistir.

Alrededor de 1.400 creyentes abordaron un crucero que los llevó primero a Golfito y luego a las islas panameñas de Taboga y Saboga donde van a evangelizar.

En bus, avión y hasta en barco se transportan los creyentes para poder llegar a la JMJ y estar cerca del papa Francisco.

Para más detalles puede ver la nota adjunta.