Última Hora

Los menores internados por accidentes con agua hirviendo semanas atrás, se recuperan satisfactoriamente.

Solo cada año, el Hospital Nacional de Niños atiende en promedio a 300 pequeños quemados.

Según han confirmado las autoridades del centro médico, la Unidad de Quemados atiende actualmente a once menores.

“No hay duda de que estamos con un incremento de niños que ingresan con casos complejos de quemaduras”, comentó Orlando Urroz, director del hospital.

Lo que más preocupa a las autoridades es que la mayoría de los casos se producen en las casas de los niños.

De manera individualizada cada caso recibe el tratamiento necesario que generalmente consiste en tratamiento de piel.

“Existe un protocolo de quemaduras sobre limpieza, lavado, piel sana nueva, cada uno de los casos se atiende de forma individual”, agregó Urroz.