Última Hora

El incendio de un ducto de combustible que era saqueado este viernes por decenas de personas en México provocó al menos 21 muertos y 71 heridos, informaron autoridades, una tragedia que ocurre en momentos en que el gobierno lidera una estrategia nacional para combatir este delito.

"Lamento mucho la grave situación que se padece en Tlahuelilpan (centro) por la explosión de un ducto", dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a través de Twitter, poco antes de conocerse el número de víctimas. "Llamo a todo el gobierno a prestar auxilio a la gente en el sitio", agregó.

Una enorme llamarada y una columna gigantesca de humo se erigían sobre la zona de la explosión, en el estado central de Hidalgo, la cual había sido acordonada, mientras que numerosos vehículos de emergencia rodeaban el perímetro, según imágenes aéreas de la televisión local.

En tanto, caravanas de ambulancias con personas quemadas a bordo atiborraron la noche del viernes clínicas y hospitales cercanos a la zona del incendio, constató la AFP.

"Al momento se reportan 21 fallecidos y 71 heridos. Estoy en comunicación con el Presidente @lopezobrador_ para apoyar a las familias afectadas", tuiteó desde Tlahuelilpan el gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad, quien ha utilizado activamente la red social para reportar sobre la situación.

El fuego se originó en torno a una fuga de combustible que había atraído a decenas de pobladores de la zona, quienes con baldes y galoneras recogían y se llevaban el hidrocarburo.

Así empezó... Ducto de @Pemex en #Tlahuelilpan #Hidalgo #TwitterOax #México #Almomento pic.twitter.com/hUL1GKEDHn

19 de enero de 2019

Medios locales que habían acudido a reportar el incidente mostraban imágenes de hombres y mujeres saqueando el ducto, mientras el combustible salía disparado a chorros.

"Hordas de personas se acercaron (...). Por llevarse una cubeta de hidrocarburo pueden perder la vida", dijo Fayad a la televisora Foro TV.

Las primeras imágenes del fuego, bajo el cielo nocturno, mostraban a personas huyendo despavoridas y pidiendo auxilio a gritos.

Reportan fuerte explosión en un ducto de Pemex en Tlahuelilpan, Hidalgo. Cortesía de @gritoinformati pic.twitter.com/0JXIaHy0aN

19 de enero de 2019

Algunas salían prácticamente desnudas y con visibles quemaduras en sus cuerpos, tras haber sido alcanzadas por las llamas.

Fayad señaló que el número de víctimas podría elevarse, ya que aún no era posible acercarse a la zona donde el fuego seguía ardiendo y donde podría haber más cadáveres.

"La explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo, se derivó de la manipulación de una toma clandestina para robo de combustible en el ducto Tuxpan-Tula. Este accidente no afecta el suministro de gasolinas en la Ciudad de México", informó la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Dos camiones de espuma contra incendios y equipo especializado de la compañía acudieron al lugar encabezados por su director, Octavio Romero.

Pemex reportó también que atendió otro incendio por toma clandestina en una zona desierta del estado de Querétaro (centro), por lo que no existía riesgo para la población.

#Pemex 🇲🇽 atiende incendio en toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo​​• Personal especializado de Petróleos Mexicanos en coordinación con las autoridades Federales y Locales, ponen en marcha el plan del Grupo de Respuesta y Atención para manejo de Emergencias. pic.twitter.com/N6k9v4rM6t

19 de enero de 2019

- Ofensiva contra el "huachicol" -

El plan contra el robo de combustible, conocido popularmente como "huachicol", es la primera gran ofensiva del mandatario izquierdista López Obrador contra el crimen desde que asumió la presidencia el pasado 1 de diciembre.

En los últimos días, el presidente ha advertido repetidas veces a la población que no se arriesgue ni se haga cómplice de esta actividad.

El delito le ha generado al país pérdidas anuales por unos 3.000 millones de dólares en 2017 y 2018, según cifras oficiales.

La estrategia de López Obrador se ha centrado en cerrar los ductos por donde se transportan los hidrocarburos y repartirlos en camiones cisterna, un sistema que provocó escasez de combustible en una decena de los 32 estados que conforman México.

Filas kilométricas se han registrado en zonas donde falta el combustible, aunque en la capital se ha ido regularizando.

Analistas económicos han advertido que esta escasez provoca una baja en la productividad que impactará a la economía.

El banco Citibanamex, uno de los más grandes del país, estimó el miércoles en alrededor de 39.000 millones de pesos (2.054 millones de dólares) la pérdida bruta en el PIB atribuida a la escasez de combustible, "suponiendo que las condiciones vuelvan a la normalidad en los próximos días".