Última Hora

Contrario a lo que muchas personas podrían creer, las artes marciales no hacen niños violentos, todo lo contrario.

Nosotros visitamos el parque La Libertad donde, con muy pocos recursos, una fundación se encarga de llenar de valores a niños en riesgo social, a través del poder de las disciplinas de contacto.