Última Hora

En un mismo día, cinco conductores irrespetaron la línea de alto y golpearon las agujas en distintos cruces ferroviarios.

En tres de los cinco casos fueron buses los vehículos que no hicieron el alto correctamente.

Pasó en Cartago y también en la entrada a la estación del Pacífico.

También en la estación al Pacífico, un conductor provocó la caída de la aguja recién encendida.

Para que no tenga que pagar entre 300 y 500 dólares por los daños de una aguja, lo mejor es que se detenga antes de la línea demarcada en los cruces ferroviarios. La multa por irrespetar la demarcación vial supera los 50.000 colones.