Última Hora

La Municipalidad de Sarapiquí extrajo material de un río desde hace varios años amparada en situaciones dudosas de emergencia para arreglar caminos.

Los vecinos denuncian daños en el río y en sus fincas por la profundización del cauce y además desconfían del arreglo efectivo de los caminos.

Es un río que embellece la zona, pero en los últimos años al menos en esta zona conocida como el asentamiento El Mortero de Horquetas de Sarapiquí se ha convertido en un río sobreexplotado y abusado en la extracción de arena y piedra.

En este sitio que abarca unos tres o cuatro kilómetros han existido unas seis concesiones o permisos para extraer material y han ocasionado daños a las propiedades ubicadas en las márgenes del río y en el río mismo, se ha profundizado su cauce, la dinámica de sus aguas ha variado y ahora amenazado con provocar inundaciones en el futuro.

En este mismo sector, los vecinos han resentido los cambios en el río y los daños, pero aunque han hecho denuncias por años no les han puesto atención.

Pero lo más lamentable de todo esto, es que quien ha realizado por años la explotación del material del rio es la misma municipalidad de Sarapiquí, según manifiestan los vecinos desde el 2009 la municipalidad ha venido sacando material en esta misma zona con el visto bueno o no de la Dirección de Geología y Minas y han provocado daños por la extracción del material que no ha sido controlado ni fiscalizado adecuadamente.

Por eso se ha profundizado su cauce a tal punto que las fincas aledañas en el asentamiento el montero ha sufrido desniveles en sus márgenes e incluso algunas quebradas que pasan por las fincas y van a dará al río se han profundizado también buscando el mismo nivel del río.