Última Hora

En una operación antidrogas realizada durante el último día del 2018, las autoridades policiales del Ministerio de Seguridad Pública decomisaron 990 kilogramos de cocaína, hecho que se dio tras una alerta recibida mediante la cual les indicaron que al suroeste de la Frontera con Panamá se observaba una lancha sospechosa. 

Todo como parte del Convenio de patrullaje conjunto entre Costa Rica y Estados Unidos.

La alerta hacía referencia a un caso de transporte marítimo de drogas en el área del Pacífico Norte, determinándose que al suroeste de la Frontera entre Panamá y Costa Rica se movilizaba un cargamento de droga.

La embarcación sospechosa empezó a cambiar su ruta al percatarse que desde el aire los controlaba un avión estadounidense y por mar lo hacía una embarcación del Servicio Nacional de Guardacostas (SNG), quienes trabajaban en coordinación con la Policía Control de Drogas (PCD) del Ministerio de Seguridad Pública.

Fue así como arrojaron varios paquetes al mar, propiamente a 89 millas náuticas de Golfito y a 137 millas náuticas de Quepos de Puntarenas, lugar al que llegaron los oficiales del Guardacostas costarricense, quienes gracias a su efectiva labor en altamar recuperaron 50 paquetes, los cuales contenían el cargamento de droga.

Es así como, la PCD revisó los 50 bultos dentro de los cuales se hallaba el cargamento de droga, mismo que sumó 990 kilogramos de cocaína. 

Con este decomiso, Seguridad Pública decomisó 25 toneladas con 965,98 kilogramos de cocaína; mientras que, todas las Policías de Costa Rica consiguieron incautar 33 toneladas con 580,98 kg de cocaína. Esto del 1° de enero al 31 de diciembre del 2018.