Última Hora
Por Mauro Andrés Vargas

Hace 44 años, un destacado atleta costarricense le daba gran alegría al país. Se trata de Rafael Ángel Pérez, quien subió al podio como ganador de la carrera San Silvestre, en Brasil.

Todo inicia desde niño, según cuenta don Rafael, el amor al atletismo y la disposición genética, fueron las armas que le ayudaron a ganar batallas y luchar por sus sueños.

El 31 de diciembre de 1935, a la edad de 17 años él tuvo su primera participación en la tradicional y nada fácil carrera en Sao Pablo, Brasil.

Desde ahí una nueva meta surgió, luchar tenazmente hasta encontrarse dentro del podio de ganadores de esta famosa competencia, pero como primer lugar.

Y así fue, en 1974 este atleta se convertiría en uno de los más grandes que ha dado el país y cumpliría su sueño de ganar la competencia.

Su especialidad fueron los 1500 metros y 200 metros planos, en donde impuso marcas, que hasta la fecha nadie ha podido superar en el país. 

Sin dudo un costarricense que representa el espíritu luchador de un pueblo y demuestra que las metas se pueden cumplir.