Última Hora

Las grandes empresas están conscientes del daño que causa el cigarrillo al señor humano y por eso han creado diferentes productos que podrían ayudar a que haya menos enfermedades producto del tabaco.

Entre los primeros avances fue el cigarro eléctrico. Es un sistema creado en China en el 2004, que utiliza una pequeña batería para calentar una solución líquida y convertirla en vapor.

Pero también están los vaporizadores que producen más nubes de vapor que los cigarrillos electrónicos.

Los expertos especulan que pudiera producir menor toxicidad que el cigarro convencional, pero no hay estudios que lo demuestren.

Recientemente fue lanzado en Guatemala el Iqos 3 e Iqos 3 Multi. Son dos dispositivos que calientan el tabaco en vez de quemarlo. Se calcula que con esto se elimina hasta un 90% la combustión y el humo.

Para que productos como estos sean autorizados en Costa Rica hace falta mucho camino por recorrer.

El Ministerio de Salud de momento no aprueba el uso de estos productos, por lo que se debe exigir a través de la ley que se declare la marca del tabaco que se importa para que sean regulados.