Última Hora

Estoy seguro que todos conocemos personas que viven "sacando los trapos sucios".

En términos simples se trata de gente que aprovecha la más mínima oportunidad para reprochar o echar en cara problemas o situaciones vividas.

Generalmente utilizan algún hecho del pasado para manipular a alguien y herirlo.

Lo que pasa es que esta práctica en lugar de solucionar el problema; más bien lo empeora todo.

¿Cuánto nos daña y cuánto daño hacemos al estar sacando los trapos sucios cada vez que discutimos con alguien?

¿Cómo podemos expresar lo que sentimos de manera correcta y sin herir?

La psicóloga Laura Álvarez está con nosotros para hablarnos del tema.

Si usted desea contactarla puede hacerlo al número: 8761-4949.