Última Hora

Una jefa de hogar y su familia ya no tienen temor de que su casa se desplome porque al fin tienen una vivienda digna y segura.

Doña Kathia, una hija, dos nietos y su padre vivían en una casa que amenazaba con desplomarse, estaba llena de huecos y ya se había desprendido parte del piso.

Las noches se hacían interminables buscando como calentarse, pero todo eso quedó en el olvido.

Con la ayuda de miles de costarricenses la familia pudo salir de este lugar.

El Club de Leones se encargó de que la familia llegara con ropa nueva a recibir la noticia más esperada de sus vidas.

Doña Kathia tenía su corazón dividido en dos, por un lado, con la alegría de tener una casa propia y por otro con el dolor de haber perdido a su padre.

Lamentablemente falleció hace poco y no pudo conocer la casa.

La familia se mostraba feliz con sus nuevos muebles y electrodomésticos donados por Monge.

Como en los demás casos, Palí se encargó de los alimentos y lo seguirá haciendo mediante un diario equivalente a 100.000 colones por 7 meses.

Otra gran ayuda para Sueños de Navidad fue la colaboración que dio pinturas Sur.

Una buena noticia para la familia es saber que no tendrán que preocuparse por la factura eléctrica porque la empresa Sunshine le donó paneles solares, lo que representará un ahorro de 100 mil colones durante 25 años.

Estos niños ya no pasarán frío ni correrán peligro.

Observe más en el video adjunto.