Última Hora

La tarde de este domingo un juzgado de Managua acusó a la periodista costarricense-nicaragüense, Lucía Pineda, de los delitos de provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas en contra del gobierno de Daniel Ortega.

Ante esta situación, deberá permanecer en prisión preventiva, mientras se realiza su audiencia el próximo 25 de enero.

Así lo asegura la página principal del Poder Judicial de Nicaragua, que además expresa: “que Pineda Ubau, del canal de televisión Cien por Ciento Noticias, propició e incitó al odio por razones de discriminación política, difundiendo en la televisora y en redes sociales informaciones falsas y sin corroborar, con la intención de generar zozobra y odio radical hacia los simpatizantes y miembros del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional”.

Ante esta situación, por medio de un comunicado de prensa, la Cancillería de la República aseguró que repudia lo sucedido con Pineda.

“Repudiamos esta especie de juicio sumario contra la señora periodista, que se convierte en una afrenta y una muestra más de hostilidad hacia la prensa independiente. Ante dichos atropellos, no tenemos más que reiterar firmemente, nuestra solidaridad con los periodistas y defensores de derechos humanos. Reiteramos nuestra solidaridad con la familia de la señora Pineda, con la que nos hemos mantenido en permanente comunicación”, declaró la Ministra a.í de Relaciones Exteriores, Lorena Aguilar Revelo.

Además, se expresa que Costa Rica persistirá en sus gestiones ante las autoridades nicaragüenses, a fin de resguardar su integridad física y el debido proceso a la periodista.

El Consulado General de Costa Rica en Managua, tras la orden emitida el viernes de activar los mecanismos y el protocolo de protección de nacionales ante la detención de la periodista nicaragüense-costarricense Lucía Pineda Ubau, ha permanecido atento y realizando gestiones en favor de la comunicadora.

“Costa Rica reitera que se mantendrá atenta al proceso judicial, y que a la señora periodista no la hemos dejado sola, ni la dejaremos sola, en este proceso, para garantizar el respeto de los derechos, como a cualquier otro costarricense”, añadió el comunicado.