Última Hora

Expertos ven el interés de Nicaragua por reclamar Guanacaste como una vieja estrategia que no pasará de las palabras.

Según los analistas, son pocas las posibilidades de que se concrete la denuncia ante la Corte Internacional de Justicia.

Pero de hacerse efectiva esa petición, todo respondería a una práctica en litigios internacionales, en la cual tiene experiencia el vecino país y le da buenos réditos.

Nicaragua acumula casi la decena de juicios en La Haya, el más reciente la puja por San Andrés con Colombia.

Y es ejemplo, pues pese a que no es suya la isla, obtuvo buen parte del mar.

Los efectos de estas controversiales declaraciones, podrían ser contraproducentes para Nicaragua, indican los expertos.

Ya que Costa Rica responde de forma acertada al documentar ante la ONU, OEA y Haya estos hechos.

Incluso, ya tuvieron un giro para liberar tensión en las palabras de Bayardo Arce, asesor del gobierno de Ortega.

Ante La Haya, Nicaragua argumentaría que es un hecho histórico.

Medios de comunicación de ese país ya lo adelantaron. Sin embargo, decir que Guanacaste perteneció en algún momento a Nicaragua no es correcto, ya que el llamado Partido de Nicoya fue siempre un territorio independiente.

En 1821 y poco Centroamérica estaba formada por cuatro unidades: Guatemala, San Salvador, Comayagua, y Nicaragua-Costa Rica.

Con la independencia, esos territorios se reacomodaron, pero el destino de Nicoya, es decir, de los territorios guanacastecos nunca perteneció a Nicaragua y decidió su anexión por su cuenta a Costa Rica.