Última Hora

Lo controversial y el amor de madre se combinan.

Una propuesta de Natalia Cordero muestra las implicaciones éticas, religiosas y sociales de una realidad más común de lo que se cree.
Combinando papel con fibras y tejidos de origen vegetal y animal se pretende comunicar las vivencias y decisiones de madres que alquilan sus vientres.

“Madres de Alquiler” es producto de una investigación de seis meses sobre la práctica que se ha estado haciendo frecuente dentro y fuera del país.

Sin tomar una posición a favor o en contra la artista emergente esculpe la figura femenina a tamaño natural.

Cada una de las obras tridimensionales es realizada a mano con unos 16 pliegos de papel reciclado tamaño carta y los distintos tonos de acrílico son la herramienta final que simulan los distintos tonos de piel.

Según una investigación de la estudiante de la Universidad de Costa Rica, en el país hay suficientes indicios de que los casos de mujeres que alquilan sus vientres son una acción frecuente que se promueve y funciona sobre todo mediante las redes sociales.