Última Hora
Nacional

Albino Vargas llama a prepararse para un “movimiento inédito” en 2019

En entrevista con Teletica.com, el dirigente sindical aseguró que la huelga más larga en la historia del país no solo los deja felices, sino a las puertas de otra mayor

DEC 06 2018 Juan José Herrera

“Estamos contentísimos, con la moral al tope”. Así valoró el dirigente sindical Albino Vargas el movimiento de 86 días que depusieron este lunes y que, aseguró, valió cada segundo.

Con la reforma fiscal aprobada, el secretario general de la ANEP dijo salir fortalecido de una huelga que aún no se acaba del todo y que sigue enfrentando a trabajadores y Gobierno.

Además, advirtió que el 2019 será más “candente” que este 2018 y llamó a prepararse a Costa Rica para un “movimiento inédito”.

Esta es la entrevista completa:

¿Qué valoración hace usted, como principal cabeza del movimiento sindical, sobre estos 86 días que duró la huelga para ANEP?

Estamos contentísimos, con la moral al tope. Se demostró una capacidad de articulación y un potencial movilizador insospechado, que incluso superó movilizaciones como las del Combo ICE y TLC. Lo que nosotros llamamos la democracia en la calle mostró todo su potencial y creo que lo va a seguir demostrando de ahora en adelante. Tuvieron que hacernos trampa para imponer ese combo, tuvieron que torcer la constitucionalidad del país, el fallo es de “compadre hablado”, tanto así que tuvieron un voto menos en el segundo debate y se demostró que nunca hubieran alcanzado los 38 votos, por eso no nos jugaron limpio y lograron imponer el combo, pero nos sentimos moral y éticamente fortalecidos de haber dado esta lucha. Tanto así que usted me hace esta pregunta en el momento en que se está publicando la lista de grandes consorcios que no declaraban ganancias y uno se queda atónito y estupefacto porque se confirma la gran injusticia que se ha cometido con la imposición de este combo fiscal. Entonces nuestro balance es que es un movimiento exitoso, con gran potencial, hay casi tres partidos en escombros (PUSC, PLN y PAC) y quedó el terreno abonado para una articulación de sectores insospechada de ahora en adelante.

¿Qué opinión le deja el desenlace?

Que valió la pena para desenmascarar hasta dónde es capaz de llegar el sistema económico para beneficiarse de grandes decisiones de política pública que favorecen a pequeños sectores. El desenlace es producto de un juego sucio, de un golpe de estado blando. El desenlace es tramposo y solo así pudieron imponerse.

Tras casi tres meses de paro, con un golpe económico tan fuerte para el país, con afectación en servicios esenciales y que tuvo marcados tintes de violencia y viendo el resultado. ¿Cree que valió la pena?

Claro que sí. Sí lamentamos la duración de la huelga, porque duró tanto como Carlos Alvarado quiso, dada su reticencia y terquedad en contra del diálogo social, pero claro que sí valió la pena porque hoy en día hay más consciencia política en la base ciudadana, hay más claridad en los riesgos económicos que tenemos, hay más claridad en que efectivamente la pobreza, la desigualdad y la corrupción, aumentarán.

Históricamente las huelgas se empatan, más allá del desenlace se busca que no haya perdedores. En esta sí hay perdedores y podrían ser los trabajadores los que terminen pagando, de su salario, la huelga. ¿Qué opina de eso?

No habrá rebajo de salario en ningún sentido, somos categóricos en esto. El ministro de Educación habla o porque es un verdadero ignorante de la reforma procesal laboral, o porque es un instigador de mala fe, o por las dos cosas. A nadie se le puede rebajar su salario mientras la huelga no sea declarada en segunda instancia, y si esta tarde sale la declaratoria de ilegalidad en segunda instancia, los maestros tienen 24 horas para volver a las aulas y el ministro no les puede rebajar un céntimo. Yo puedo decir, con toda contundencia, que ni un solo trabajador va a sufrir una merma en su salario por haber estado en nuestra huelga. ¿Cómo les rebajaría Édgar Mora el salario a los educadores? Si se declara ilegal en segunda instancia y los educadores no regresan a clases, pero no, no hay forma, están desesperados en el MEP.

¿Por qué entonces si esa posibilidad no existe APSE y ANDE buscan ahora esa promesa del MEP de que no se les toque el salario a los huelguistas?

Es que ellos tienen una cultura protocolaria muy específica de ellos y de su cultura de levantamiento de movimientos, pero ahora hay otra. Se lo digo con conocimiento de causa, ANEP manejó 34 solicitudes de declaratoria de ilegalidad, algunas en segunda instancia como en la CCSS o la Municipalidad de Santa Ana y no se han hecho rebajas, no tiene por qué ser diferente.

¿Con qué autoridad llamarían ustedes a sus agremiados a un nuevo movimiento el día de mañana bajo el panorama actual y con esa amenaza salarial?

Es que el Gobierno no puede hacer eso, porque el Gobierno es el garante del sistema jurídico del país, si salen del marco legal esto se llamaría una dictadura, eso sería gravísimo. Cuando un gobierno se salta una ley estaría cometiendo un golpe de Estado, no hay manera, por eso buscan como locos modificar la reforma laboral, si le pasan por eso sería una catástrofe incendiaria.

¿Cuál será la agenda de los sindicatos ahora en torno a la reforma fiscal?

La agenda de la confrontación social ya la puso el Gobierno, el Gobierno sigue incitando a la movilización social y yo le puedo decir que nunca vamos a renunciar a la democracia de la calle. Temas incendiarios: La intentona de reformar la reforma procesal laboral, como la desilusión de sindicatos, por ejemplo, el tema del empleo público, la reforma fiscal, ley de semilla en el sector agricultor, el cierre de instituciones, todos son focos de alta tensión. Yo miro el año 2019 más candente que le 2018, pero no puedo ser tan irresponsable de decirle que mañana va a haber una gigantesca huelga, pero quedó demostrado que ese el camino.

Usted está saliendo de la huelga más grande de la historia y ya anuncia otra: ¿Están preparados ustedes y el país para aguantar una nueva?

Yo creo que hay un gran enojo ciudadano, la gente está muy molesta, está decepcionada porque la plata no alcanza, por la corrupción, por la desigualdad… Mucho se juntó en este cóctel del combo fiscal, pero sigue siendo un cóctel explosivo. El país no se merece una huelga de esta magnitud, se merece un diálogo que nos reconstruya como país, que sea transparente.

¿Abogarán por ese diálogo antes de pensar en salir a la calle?

Nosotros queremos ese diálogo, pero qué hacemos si el Gobierno no da muestras de verdad que podamos creer. Es que este Gobierno perdió la base social, el grueso de los empleados públicos que le dieron su victoria se sienten traicionados, que su base ya no es la ciudadanía sino los grandes grupos económicos. ¿Cómo es posible que un gobernante vea a tanta gente en la calle e ignore ese clamor tan grande? ¡Le valió un comino esa protesta gigantesca! Entonces no hay condiciones para un verdadero diálogo y no veo al Gobierno interesado en construir esas condiciones.

Entonces ustedes no es que están valorando ir a la calle, es que lo van a hacer.

A ver, el llamado a la calle nosotros lo mantenemos, eso tiene que quedar claro. Vienen los efectos perniciosos de la reforma, vamos a ver si fructifican ciertas iniciativas de orden incluso constitucional contra la reforma. Esta lista que se acaba de dar a conocer de gigantescos consorcios que dicen no tener ganancias tiene un potencial movilizador gigantesco para próximas semanas, porque la gente se va a sentir más acorralada: ¡Cómo es posible que yo pague más impuestos por ir al barbero y un banco de renombre que financia a los políticos declare cero ganancias! ¿Quién me explica eso? Las cosas están mal en este país, lo dice todo el mundo, este es el discurso que pone a arder el clima social en este país. Si Carlos Alvarado y su grupo no se dan cuenta que esto es una caldera en ebullición, se darán cuenta cuando les estalle en la cara.

¿Costa Rica tiene entonces que esperar una huelga apenas iniciar el 2019?

Creo que Costa Rica tiene que prepararse para otros grandes movimientos en el 2019, y no lo dice el sindicalista Albino Vargas, yo lo escucho en otros sectores sociales. Ustedes van a recibir una notificación en fecha próxima de algo inédito en este país. Hay cualquier cantidad de sectores hartos, cansados, engañados… Yo no sé cuándo será la huelga, pero el llamado lo vamos a mantener contra viento y marea.


¿Qué opinas de esto?

Más recientes

Mi Reporte

Ver todos