Última Hora

Hoy es un buen día para reconocerle a mamá su gran labor en la familia, especialmente en la crianza de sus hijos.

Pero hay hombres que también hacen la labor de mamá, una labor que ellos mismos denominan como dura.

De esto se trata la siguiente historia, una historia donde ella prefirió salir a trabajar, para que él se quedara en casa.

Lucy cambió su rol de mamá, ella sale a trabajar y su esposo se queda en casa, aunque para muchos resulta difícil de comprender, el salario de ambos fue el peso para tomar esta decisión.

Un esfuerzo que ambos han tenido que hacer por el bien de sus hijas, pero la recompensa más grande es saber que están en buenas manos.

Las buenas manos que dice Lucy, son las de su esposo Luis, quien se ha tenido que acoplar a su labor como amo de casa para hacer frente a una ardua labor femenina, pero que él lleva con gran propiedad.