Última Hora

Una madre es capaz de superar cualquier prueba por sus hijos.

En este día tan especial Tito González quiso chinear a una de esas madres, que aunque como la mayoría de personas, ha caído, por sus 6 hijos tuvo la fuerza de levantarse, y seguir luchando.

Doña Gerardina ha construido gran parte de su vida en el famoso molino de Coronado. Desde que su hermana inició el negocio hace más de 20 año trabaja ahí… sus padres les enseñaron el oficio.

Para trabajar incansablemente durante estos años, no le ha faltado motivación.

Tiene 6 hijos, 6 motores que la han impulsado.

Esa fuerza interior le ha permitido levantarse de fuertes caídas. Hace 5 años tuvo un accidente que por poco le arranca la vida.

Y aunque hubo momentos en donde todo era oscuro, doña Gerardina se puso de pie.

Con una habilidad envidiable, hace esas famosas tortillas y chorreadas que tantas personas disfrutan. Los fines de semana va a la feria del agricultor en Zapote y Guadalupe a vender sus productos.

El trabajo dignifica, esa es la principal enseñanza que les ha inculcado a sus 6 hijos.