Última Hora

Luego de que este miércoles la presidenta Laura Chinchilla afirmara que la situación con Nicaragua no es una broma, el Canciller Enrique Castillo afirmó que la política de Nicaragua hacia el país es “prepotente de mal vecino”.

Sobre las medidas tomadas explicó que “no estamos abriendo ningún proceso ante las Naciones Unidas, solo les hacemos saber lo que sucede, por si ocupamos apelar a ellos en un futuro”.

Además aseguró que no “podemos adivinar las intenciones del presidente Ortega”, por cual el país se está poniendo a resguardo al apelar ante la OEA y la ONU.