Última Hora

El peso es una de las preocupaciones más comunes en la actualidad lo que lleva a principalmente las mujeres, a buscar herramientas para bajar de peso de manera saludable pero lo más rápido posible.

Ahora la tecnología propone hacerlo con frío. Reducir grasa en partes específicas del cuerpo, en lugares donde ni el ejercicio ni la dieta han logrado hacerlo, eso es lo que busca lograr la aplicación de frío extremo, disminuir la cantidad de células de grasa almacenadas en el organismo.

El médico selecciona el área a tratar y mediante un dispositivo succiona y mantiene la grasa entre dos paneles de refrigeración, durante una hora, sin provocar ningún daño a la piel u a otros órganos.

Como efectos secundarios, se pueden presentar enrojecimiento de la piel, hormigueo o entumecimiento en la zona tratada, pero éstos son sólo temporales.

Como no es un procedimiento invasivo, el tratamiento no genera dolor alguno y permite a volver a sus labores diarias inmediatamente.

No es necesaria alimentación especial o medicamentos, eso sí, se realiza únicamente bajo supervisión médica.