Última Hora

Pocos son los jugadores naturalizados que han podido jugar con la Selección Nacional de Costa Rica ante el equipo de su país de origen.

Hasta el momento este particular caso se presentó con Alexander Guimaraes, que participó en el Mundial de Italia 1990. En aquella oportunidad en Turín enfrentó a la selección de Brasil, ingresando de cambio en la etapa complementaria.

Otros no tuvieron la oportunidad de hacerlo como los hermanos Jonathan y Cristian Bolaños, que son de descendencia nicaragüense, lo mismo que Óscar Duarte, que debutó con la mayor en el año 2011.

Tampoco lo hizo Nilton Nóbrega que era brasileño de nacimiento, y defendió la camiseta de la tricolor en los años 80.

Otro caso es el de Pablo Antonio Gabas, que jugó con la selección mayor en el 2012, pero no enfrentó a su país natal, Argentina.

Yader Balladares fue el otro futbolista nacional que enfrentó a su selección de origen, pero lo hizo a nivel Sub-23 ante la delegación de Nicaragua en el año 2007.

En el caso de Víctor “Mambo” Núñez, es seleccionado mayor costarricense desde el 2006, pero hasta ahora tendrá la oportunidad de enfrentar a República Dominicana, en el primer juego oficial de ambas selecciones en toda la historia.