Última Hora

El dueño de la embarcación detenida con casi una tonelada de droga desobedeció la orden de custodiar la nave y no volverla a alquilar.

Ahora el Ministerio Público espera que los tribunales actúen contra esta persona, cuya embarcación fue detenida cerca de Islas Galápagos.

La nave detenida en noviembre cayó de nuevo en manos de las autoridades éste domingo, 9 meses después también por sospechas de narcotráfico.

El dueño del capitán Erson demostró que alquiló la nave y no tenía relación con el eventual tráfico de drogas.

Eso sí, la fiscalía le ordenó custodiar el bien pero el dueño de la nave, un hombre de apellido López la volvió a alquilar.

Ahora él podría enfrentar una causa por no cumplir la orden del Ministerio Público ya que la nave fue de nuevo detenida con droga.

Además el dueño y por consiguiente la embarcación mantienen el beneficio de combustible a mejor precio por parte de Incopesca.

En el instituto señalan que ante la falta de una orden judicial, no se le podía suspender el beneficio al López, dueño de la embarcación.

La nave Capitán Erson es escoltada hasta un puerto costarricense por autoridades norteamericanas.

Fuerza Pública desconoce la fecha de arribo de la nave matrícula p-271.

El domingo la nave fue detenida a 400 kilómetros de la Isla del Coco.

Hay tres detenidos sin antecedentes según Fuerza Pública; hablamos del capitán de apellido Guzmán de 38 años, otro hombre de apellido Piedra y un nicaragüense.

La causa abierta en noviembre a raíz de la primera detención de la embarcación Capitán Erson sigue abierta.

Por ésta se mantienen en prisión preventiva el capitán de apellido Acevedo y 3 hombres de apellidos Vega, Pizarro y Reyes.