Última Hora

Convertirse en mamá, sin que haya algún temor, es imposible. Cada mujer tiene su historia, en ella siempre hay algo que la hace pensar, y pensar, y pensar... Si están preparadas para ser mamá.

¿Cómo disfrutar la maternidad a pesar de las circunstancias que les toque vivir?
Sixto Porras, Director del Programa Enfoque a la Familia, responde a esta pregunta.

En primera instancia el motivador explica que en la vida Dios no pone pruebas que los seres humanos no sean capaces de enfrentar y superar. Es natural que toda experiencia difícil sea dura de sobrellevar.

Pero además, las personas no pueden quedarse en el aislamiento deben conocer las historias de otras personas que hayan vivido situaciones semejantes.

Aunque la mujer enfrente una etapa complicada en la cual se sienta debe darse cuenta de que la vida pondrá ángeles para que siga adelante.

Otro de los puntos desarrollados por Porras es la etapa de duelo, el espacio para llorar por el daño que otros han causado o para perdonarse los errores cometidos en el pasado, es completamente necesario.

Pero luego de llorar las personas deben continuar su camino con sentido común dejando de lado los sentimientos.

El peor error es deprimirse, pues sin duda un hijo es una fuente de inspiración. Para Porras no hay nada que motive más que un hijo, porque pueden mantener viva la esperanza de seguir adelante.

“Muchas madres han encontrado en sus hijos la razón para despertar el gigante dormido que llegan dentro”, manifestó Sixto Porras.

Cuando uno se da y se entrega a los demás vive plenamente, para el motivador aunque en un principio el convertirse en madre pueda parecer una historia de terror, el amor e inspiración que trae una nueva vida cambia la forma de pensar de muchas de estas mamás.