Última Hora

Hay momentos en que el sueño de casa propia se convierte en pesadilla.

Decenas de ticos pierden al año su casa y su oportunidad de ser sujeto de crédito durante diez años.