Última Hora

El candidato presidencial liberacionista, Johnny Araya, pretende que las pruebas de bachillerato se apliquen únicamente a quienes deseen ir a la universidad.

De esta manera que quienes tengan solo interés en carreras técnicas, se eviten el filtro.

Aclara que liberar esta prueba, que solo el año anterior dejó unos 10.587 estudiantes reprobados, no es para nada un discurso politiquero.

Pero, ¿esta medida podría aumentar la deserción escolar y dejar a profesionales menos preparados?

Araya busca eximir de la prueba a unas 30.000 mil personas aún pendientes de título.

En el MEP no darán declaraciones relacionadas al proyecto del candidato.