Última Hora

Solo cambiar de bombillo incandescente a uno LED, puede según algunos expertos ahorrarle hasta 90% en sus gastos eléctricos mensuales. Una sola lámpara LED evita la emisión de 10 kilos de CO2 en un año.

La iluminación en los hogares representa el 19% del consumo eléctrico nacional.

La clave del ahorro de la iluminación LED está en que el 90% de la energía que consume el bombillo se transforma en luz. Otros sistemas solo transforman aproximadamente un 17% de la energía, mientras que el restante se convierte en calor.

Inicie poco a poco, cambiando los bombillos en las áreas que más utiliza, así no tendrá que hacer la inversión de golpe. Notará el cambio en su siguiente factura. Este ahorro de energía representa también una reducción significativa en las emisiones de CO2.