Última Hora

Este domingo muchos costarricenses donaron su cabello para darle una sonrisa a decenas de mujeres con cáncer de mama.

El mercado de Ciudad Colón se llenó de niñas, jóvenes y adultos, que acudieron al llamado de la Fundación Ross, para donar su cabello y con él hacer pelucas.

La Fundación se encarga de confeccionar las pelucas y luego las presta a las pacientes o bien las vende a precio muy bajo.

Se estima que para poder crear una peluca se requiere la donación de entre 8 y 15 personas.