Última Hora

Los dueños de la embarcación "Sonia J" deberán pagar por los daños ambientales causados por pescar camarón con redes de arrastre dentro de un Refugio Nacional.

El Tribunal Ambiental le ordenó al Área de Conservación Tempsique, calcular los daños producidos por la embarcación Sonia J.

Pretoma denunció mediante un video y coordenadas GPS que la embarcación estaba haciendo pesca de arrastre dentro del Refugio Nacional de Vida Silvestre Caletas en el 2009.

Pero el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA) archivó la causa porque aseguraron que las pruebas no eran contundentes.

La organización Pretoma asegura que la institución archivó el caso por un conflicto de intereses ya que aparentemente el abogado del dueño de la embarcación era al mismo tiempo un alto funcionario del INCOPESCA.

El Área de Conservación Tempisque tiene 10 días para presentar la valoración de los daños, pero aseguran que deben asesorarse. Ya que la resolución del Tribunal los obliga a asumir que todo lo pescado por la embarcación se hizo dentro del Refugio Nacional.

El Refugio Nacional de Caletas se creó para proteger el área de actividades dañinas para el ecosistema como la pesca de arrastre, ya que en la zona habitan las 4 especies de tortugas marinas.