Última Hora

Internacional

El Bayern de Guardiola; contundente en ataque pero muy vulnerable en defensa

"Para un primer partido está bien, pero tenemos que mejorar", señaló el francés Franck Ribery, uno de los hombres más destacados en el debut en el Allianz Arena.

AFP Agencia Hace 8/10/2013 11:07:00 AM

Tranquilizado por su victoria (3-1) ante el Borussia Moenchengladbach el viernes en la apertura de la temporada, el Bayern Múnich de Pep Guardiola debe mejorar su defensa para mantenerse como el mejor equipo de Europa este curso.

"Para un primer partido está bien, pero tenemos que mejorar", señaló el francés Franck Ribery, uno de los hombres más destacados en el debut en el Allianz Arena.

Ribery, finalista al mejor jugador de la UEFA del año pasado junto con Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, demostró su peso en el dibujo de Guardiola tocando 130 veces la pelota desde su posición de mediapunta.

El internacional francés asistió al holandés Arjen Robben en el primer gol y participó en la jugada del segundo, que fue obra del ariete croata Mario Mandzukic.

El dúo 'RibRob' (Ribery-Robben) llevó todo el peso ofensivo de los bávaros, en una noche aciaga para Thomas Muller, que se encontró con un inspirado Marc-André Ter Stegen, que le sacó varios remates, incluido un penal en la segunda parte.

Pero los problemas estuvieron en la defensa. Vulnerable los 90 minutos, el Borussia Moenchengladbach logró un gol, pero pudo hacer varios.

"Tuve mucho, mucho trabajo...", reconoció el guardameta Manuel Neuer, que mostró grandes reflejos ante las acometidas rivales.

"Hay jugadores que todavía no están al 100%", disculpó Guardiola citando al brasileño Dante (que marcó en propia puerta), el español Javi Martínez o Bastian Schweinsteiger.

Se supone que en el nuevo dibujo del técnico, un 4-1-4-1, estos tres futbolistas deben ser fundamentales para cimentar el entramado defensivo.

La influencia del técnico español ya se ha empezado a notar en detalles como el control del partido, con un 90% de éxito en los pases durante el choque del viernes, pero hay otras cuestiones pendientes de pulir.

"Con mi nivel de alemán, a veces es difícil decir lo que quiero a los jugadores", señaló al diario Bild el entrenador catalán, que estuvo 70 minutos (hasta el 3-1 de David Alaba) gesticulando y gritando instrucciones desde el banquillo.

Lejos de mostrarse atado a unas ideas, Guardiola avanzó que no tendría problema en renunciar al dibujo táctico que le llevó a ganar 14 títulos con el Barcelona en cuatro años.

"Me encanta este sistema, pero no tendría problema en cambiar", dejó claro.

"Guardiola no es un mago, Jupp Heynckes (antiguo entrenador), no ganó nada en su primer año", disculpó el director deportivo Matthias Sammer, comparándolo con los comienzos del antecesor del español, que terminó logrando el triplete (Liga-Copa-Champions) el curso pasado.

LLegado a Baviera el 26 de junio, Guardiola sólo ha tenido siete semanas de trabajo con sus nuevos jugadores.

Además, para el debut de la temporada no ha podido contar por lesión con sus dos fichajes más relevantes, el español Thiago Alcaántara y Mario Gotze.

La siguiente prueba para el dominador del fútbol europeo el pasado curso será el próximo sábado en el estadio del Eintracht de Frankfurt, que la temporada pasada sorprendió logrando el sexto puesto el año de su regreso a la primera división.