Última Hora

Internacional

FARC niegan estar "desmoralizadas" al desmentir a general colombiano

El 7 de agosto, aniversario de la fundación de las Fuerzas Militares de Colombia, Mantilla dijo que las FARC estaban "desmoralizadas por la desigualdad"

AFP Agencia Hace 8/10/2013 7:52:00 AM

LA HABANA, 10 agosto 2013 (AFP) - La guerrilla comunista de las FARC negó este sábado que vaya a perder la guerra interna en Colombia y que sus fuerzas estén "desmoralizadas", al desmentir unas declaraciones hechas esta semana por el comandante del ejército colombiano, general Sergio Mantilla.

"Desmoralizadas pueden estar las tropas del general Mantilla, pues muchos de sus oficiales experimentados en guerra de guerrillas se están yendo para los Emiratos Árabes a venderse como mercenarios", dijo el número dos de la guerrilla, Iván Márquez, en el marco de las conversaciones de paz con el gobierno colombiano en La Habana.

"Es poco racional afirmar, como lo hace el general Mantilla, que la guerra se va a acabar por las buenas o por las malas. Esa aseveración emocional carece de fundamento", añadió Márquez, que encabeza la delegación de paz de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El 7 de agosto, aniversario de la fundación de las Fuerzas Militares de Colombia, Mantilla dijo que las FARC estaban "desmoralizadas por la desigualdad" que existiría dentro de sus filas y que iban a "perder la guerra" interna, de casi medio siglo.

"El desarrollo del conflicto y de la guerra, tal y como se está dando, hace prever que en muy pocos años, quizás dos o tres, las FARC van a ser completamente irrelevantes. Van a perder la guerra, estratégicamente la tienen perdida", declaró Mantilla al diario El Tiempo de Bogotá.

Márquez afirmó que "los vaticinios del adivino se parecen a los de hace medio siglo, cuando (...) calcularon que en tres semanas acabarían con las guerrillas de Manuel Marulanda Vélez (que fundó las FARC en 1964 y murió por causas naturales en 2008); pero las decenas de generales que lo enfrentaron durante 44 años nunca pudieron derrotarlo".

El gobierno de Colombia y las FARC -la guerrilla más antigua de América Latina con unos 8.000 combatientes- iniciaron en noviembre de 2012 en La Habana un proceso de paz con una agenda de cinco puntos sobre la mesa: desarrollo rural (ya consensuado), participación política, drogas ilícitas, abandono de las armas y reparación a las víctimas.