Última Hora

Internacional

La capital de México dejó de ser una "burbuja" segura, alertan ONG

La Ciudad de México dejó de ser una burbuja en la que sus ciudadanos se sienten más seguros que en otros estados del país azotados por la violencia del narcotráfico...

AFP Agencia Hace 8/8/2013 6:30:00 PM

MÉXICO , 9 agosto 2013 (AFP) - La Ciudad de México dejó de ser una burbuja en la que sus ciudadanos se sienten más seguros que en otros estados del país azotados por la violencia del narcotráfico, dijeron el jueves representantes de organizaciones civiles.

Los capitalinos tienen que "salir de la burbuja" en la que se han encerrado y empezar por "el reconocimiento explícito de que la Ciudad de México ya no es una ciudad segura", dijo el jueves María Elena Morera, presidenta de la organización Causa Común y reconocida activista contra el secuestro, al participar en el foro "Seguridad ciudadana en la capital: ¿Qué sigue?".

El secuestro el 26 de mayo pasado de 12 jóvenes en un céntrico bar de la capital, sin que hasta la fecha se sepa nada de ellos, ha dejado a los capitalinos "confundidos" y "dolidos", dijo la activista, cuyo esposo fue secuestrado y sufrió la mutilación de dedos antes de ser liberado.

De acuerdo con encuestas oficiales, solo se sienten seguros tres de cada 10 habitantes de esta urbe con una población de unos nueve millones de personas, y que con su zona metropolitana tiene más de 20 millones, dijo Ernesto López Portillo, director del Instituto para la Seguridad y la Democracia.

El experto recomendó la creación de un centro de prevención del delito para desarrollar mecanismos y políticas contra la inseguridad.

La capital mexicana registró en 2012 un total de 1.085 asesinatos, es decir 12 por cada 100.000 habitantes, una tasa superior a la registrada al inicio del anterior gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) que fue de 9 por cada 100.000 habitantes, según cifras oficiales.

La capital mexicana se había convertido en los últimos años en un lugar de refugio para muchos mexicanos que migraron a estudiar o a trabajar desde estados en los que la violencia se recrudeció a partir de 2006, cuando Calderón lanzó una ofensiva militarizada contra los carteles narcotraficantes que generó una ola de violencia en la que han muerto más de 70.000 personas.

La Ciudad de México, donde hay más elementos policíacos que en cualquier otro lugar del país y están las sedes del gobierno, del legislativo y el ejército, recuperó en los últimos años muchos de sus espacios públicos.

Según el alcalde capitalino, Miguel Ángel Mancera, en la urbe existen varias pandillas delincuenciales pero no operan los grandes cárteles narcotraficantes.