Última Hora

Internacional

Más de 300 muertos y miles de desplazados en un ataque en Sudán del Sur

Más de 300 personas murieron y miles fueron obligadas a esconderse durante dos semanas de luchas entre el Ejército de Sudán del Sur, los rebeldes y las tribus rivales en el este del país...

Agencia Reuters Hace 8/8/2013 11:32:00 AM

Más de 300 personas murieron y miles fueron obligadas a esconderse durante dos semanas de luchas entre el Ejército de Sudán del Sur, los rebeldes y las tribus rivales en el este del país el mes pasado, dijeron el jueves responsables oficiales.

El Ejército del país combate una rebelión liderada por el político David Yau Yau en el gran Estado de Jonglei y los choques se han sucedido entre las tribus Lou Nuer y Murle. Más de 1.600 personas han muerto en un ciclo de violencia tribal en Jonglei desde la ruptura del mayor país de África.

Las potencias occidentales están preocupadas por una escalada de la violencia hacia una guerra civil que desequilibre al joven país africano, lleno de armas tras décadas de conflictos con Jartum que llevaron a su secesión de Sudán en 2011.

Un equipo de jefes locales que viajaron por el condado de Pibor en Jonglei dijeron que había por el momento 328 muertos - todos miembros de los Murle y algunos de ellos mujeres y niños, según Jodi Jonglei Boyoris, un representante estatal. Se desconoce el número de Lou Nuer muertos o heridos.

Boyoris dijo que esperaba que la cifra aunque la lucha haya disminuido este mes.
Los representantes del ejército de Sudán del Sur y los grupos humanitarios dijeron que no podían confirmar las cifras.

Boyoris dijo que las luchas terminaron hace casi tres semanas pero los responsables locales sólo pudieron hacer un recuento cuando la gente ha podido volver a sus casas.

Naciones Unidas ha dicho que miles de personas se esconden en las afueras de Pibor para evitar el conflicto entre los militares y Yau Yau, quien dice que lucha contra la corrupción, los abusos y el gobierno de un solo partido en el país.

Naciones Unidas estima que 100.000 personas están afectadas por el conflicto, muchos escondidos en las afueras y sin acceso a ayuda humanitaria.