Última Hora

Un grupo de vendedores de lotería exige la renuncia de los jerarcas de la Junta de Protección Social.

Ellos le piden a la Contraloría que investigue supuestas malas decisiones de la institución.

Los sorteos de números bajos, las nuevas loterías y los dos premios que se quedaron dentro de la junta tienen preocupados a los vendedores de lotería.

Ellos aseguran que las ventas nunca han sido tan bajas y que la lotería ya perdió el carácter popular.

El ex gerente de la institución, Luis Polinaris, propuso un plan para que los premios que se queden en la Junta se acumulen y se sorteen mensualmente.

Los vendedores aseguran que el sorteo de números bajos de este martes fue un fracaso y que los montos de algunos precios bajaron.

Pero la Junta de Protección Social asegura que vendieron 20 mil billetes más que en otras emisiones.

La institución asegura que está dispuesta a recibir sugerencias de los vendedores.

Los vendedores le solicitarán a la Contraloría General de la República, una investigación en los próximos días. Ellos aseguran que el exceso de juegos nuevos los tiene en jaque y no descartan tomar medidas de presión contra la Junta.