Última Hora

Las 100 personas que invadieron el refugio de Caño Negro tienen preocupadas a las autoridades.
El grupo construyó ranchos dentro de una de las fincas del refugio, catalogado como de importancia internacional.

Esta no es la primera vez que el refugio sufre daños. En el 2010, 50 caimanes aparecieron muertos. En ese momento las autoridades aseguraron que se trataba de una red de tráfico de piel de estos animales.

Las autoridades aseguran que no van a permitir que el refugio siga sufriendo daños.

Aunque el área es muy rica en biodiversidad, las autoridades no se explican por qué los invasores insisten en vivir ahí ya que la tierra no es apta para el cultivo.

El MINAE ya desalojó a 7 invasores ilegales con la ayuda de la Policía de Migración. Pero debe esperar la resolución de la Sala IV para proceder con los costarricenses.

Mientras tanto, una brigada de 15 funcionarios de la Guardia Civil, Guardaparques y Migración patrulla la zona a diario.