Última Hora

En total cinco personas fallecieron víctimas de incendios provocados en lo que va de este año.

Andrés Cruz Castro, Gerardo Mata Salas, Cinthia Quirós, Jainlong Fenny y Wilberth Calvo Araya, fueron las personas que murieron en esta modalidad de crimen.

Esa cifra es similar a la registrada en años anteriores, ya que el fuego se utilizó para acabar con la vida de cinco personas en el 2011 y seis el año anterior.

Para Bomberos la situación es preocupante ya que se causa un incendio no solo para provocar un daño material sino personal.

Un incendio provocado se delata fácilmente si se le compara con uno accidental.

Al abordar la escena, Bomberos en su investigación determina primero el punto de origen del fuego.

Posteriormente señala la fuente de ignición y la causa.

Un fuego accidental por lo general tiene solo un punto de origen mientras que uno provocado presenta varios.

La presencia de químicos combustibles y el comportamiento de las llamas en su desarrollo dejan un incendio provocado al descubierto.

En ocasiones un agresor utiliza el fuego porque considera que no dejará pistas, pero se equivoca.

Un trabajo en conjunto, que inicia con el cuerpo de Bomberos y continua con el OIJ, busca determinar el responsable de un incendio no accidental

Líos pasionales, un intento de fraude o problemas personales pueden llevar a un individuo iniciar un fuego que termina en muerte.

Este 2013 ya registra en total 20 personas víctimas del fuego entre incendios provocados y otros accidentales.