Última Hora

Cada vez se registran más incendios provocados en el país. Al menos cinco personas mueren calcinadas cada año en incendios que alguien provocó.

Según el director de Bomberos de Costa Rica, Héctor Chaves, históricamente las personas han provocado incendios por líos pasionales o por cobrar un seguro.

No obstante, Chaves admitió que en los últimos años hubo un incremento de crímenes en esta modalidad.

Muchas de las personas que deciden iniciar un incendio para acabar con la vida de alguien lo hacen porque consideran que no habrá evidencias del crimen.

El director de Bomberos explicó cómo gracias a los avances y capacitación que el equipo ha recibido en los últimos años es más fácil obtener evidencias.

Las pruebas para esclarecer este tipo de situaciones son tres: Evidencias químicas ( sustancias utilizadas para iniciar las llamas), físicas (análisis de la manera en que colapsó la estructura) y el origen del fuego.

Por ejemplo, generalmente un fuego provocado tiene varios puntos de origen dentro de la estructura.

Algo que lamenta el jerarca es que pese a que en la mayor parte de los casos se determina que un incendio fue provocado para cometer un crimen, pocas veces se logra dar con los culpables.

Sin embargo, Bomberos de Costa Rica en conjunto con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) trabajan en conjunto para avanzar en la investigación de incendios.

Dentro de los consejos básicos ante la presencia de fuego Chaves recomendó tener detectores de humo dentro de la casa así como un extintor.

Otra de las recomendaciones es tener una lámpara de emergencia pues el servicio eléctrico se corta.

Finalmente, advierte que siempre se debe procurar que todos los miembros de la casa se enteren y procurar salvar las vidas humanas aunque lo material se pierda.