Última Hora

Internacional

Cameron advierte a Rajoy que Gibraltar puede dañar las relaciones bilaterales

"El primer ministro dejó claro que nuestra posición sobre la soberanía de Gibraltar y sus aguas circundantes no va a cambiar", afirmó la fuente en un comunicado.

AFP Agencia Hace 8/7/2013 8:34:00 AM

LONDRES, 7 agosto 2013 (AFP) - El primer ministro británico, David Cameron, advirtió este miércoles a su homólogo español, Mariano Rajoy, que existe un "riesgo real" de que la creciente tensión en la frontera de Gibraltar dañe las relaciones bilaterales entre Londres y Madrid.

Cameron llamó por teléfono a Rajoy para expresarle "serias preocupaciones por las accciones de los españoles en la frontera" con este disputado territorio británico situado en el extremo sur de la península ibérica y las posibles nuevas medidas anunciadas por el ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo, indicó un portavoz de Downing Street.

"El primer ministro dejó claro que nuestra posición sobre la soberanía de Gibraltar y sus aguas circundantes no va a cambiar", afirmó la fuente en un comunicado.

En su conversación, de unos diez minutos de duración, le transmitió también a Rajoy que esta cuestión "no debería dañar nuestras relaciones bilaterales", pero que "sin embargo, existía un riesgo real de que esto ocurriera si no mejoraba la situación en la frontera.

Según Downing Street, el presidente del gobierno español "estuvo de acuerdo en que no quería que este tema se convirtiera en un obstáculo en las relaciones bilaterales" y en la necesidad de "encontrar una manera" de reducir la tensión.

Las autoridades gibraltareñas acusan a España de provocar desde hace días largas colas en la verja fronteriza como represalia a la construcción en las aguas del Peñón -cuya soberanía reivindican ambas partes- de un arrecife artificial destinado a impedir que los barcos españoles faenen en la zona.

A la espera de una conversación entre los ministros de Relaciones Exteriores, Rajoy "se comprometió a reducir las medidas en la frontera" y ambos líderes estuvieron de acuerdo en que "debe haber una solución a la disputa pesquera", siempre según la oficina del primer ministro.

Por su parte Rajoy le trasmitió a Cameron que la acción de Gibraltar para impedir que los pesqueros españoles faenen en torno al territorio es "inaceptable", según informó su gabinete.

El presidente del gobierno español aseguró que "el acto unilateral de la instalación de los bloques de cemento en la bahía de Algeciras era inaceptable", informó la presidencia del gobierno español en un comunicado.