Última Hora

El 5 de julio, cerca de 100 personas empezaron a construir ranchos dentro del Refugio de Vida Silvestre Caño Negro, en Los Chiles.

Los invasores aseguran que se metieron en el refugio por necesidad y que nadie les puede negar el derecho a trabajar la tierra en la zona.

Las autoridades realizan patrullajes en la zona todos los días, pero aunque aseguran que de momento no están dañando el ambiente urge desalojarlos de la zona.

Las autoridades presumen que las personas que invadieron el refugio, fueron engañadas.

Ya que según ellos, algunos pagaron por terrenos en la zona.

Los invasores pretenden adquirir al menos 4 hectáreas de terrenos por persona.