Última Hora

Depresión y malestar. Así describe Óscar López, presidente del PASE, lo experimentado esta semana, luego de que los diputados de su fracción, Rita Chaves, Martín Monestel y Víctor Emilio Granados, dieron adhesión al candidato presidencial liberacionista, Johnny Araya.

Ahora, les pide su renuncia inmediata. Pero Rita Chaves, afirma que no dejaran su partido.

López afirmó que los tres legisladores se unieron a Araya, porque él no aceptó la petición, de que les ayudara a ser nombrados en un consulado e instituciones autónomas.

En los próximos días la asamblea del partido decidirá sanciones éticas para los diputados.