Última Hora

Un grupo considerable de miembros del concejo municipal de Puntarenas ha venido haciendo una práctica que, aunque irregular y censurable, no se ha interesado lo suficiente para  eliminarla.  

Ademas brinda una mala imagen y también de la falta de transparencia con la que no debe actuarse en la administración de fondos públicos.

Se trata del abuso en el pago de viáticos y transporte para  algunos regidores y síndicos del concejo que cobran por presentarse a las  sesiones municipales todos los lunes.

Un simple dato que descubrimos en los cobros de los ediles municipales nos refleja que algo está pasando en este concejo  y en la administración municipal en general.

Por ejemplo las sesiones ordinarias son todos  los lunes e inician a las 6 p. m., pero aunque la sesión inicia al final del día la mayoría de los regidores y síndicos, especialmente aquellos que viajan de los distritos lejanos del cantón, cobran viáticos desde las 6 a. m. de ese día.

Es decir, ellos cobran desayuno y almuerzo y casi todos llegan minutos antes de la 6 p. m. cuando inicia la sesión.

De acuerdo con los reportes de viáticos de los regidores y síndicos que viven más lejos, algunos salen casi a las 5 o 6 a. m. de su casa y, por eso, cobran viáticos desde el desayuno y transporte en taxi en algunos trechos.

Pero nosotros nos presentamos al concejo el día de sesión ordinaria un lunes . 

Y a eso de las 5 p.m. comenzó a llegar el grueso de  representantes municipales, algunos llegaron incluso muy cerca del  inicio de la sesión. 

O sea, no es cierto que lleguen muy temprano para reconocer viáticos desde las 6 a.m.

Vea todos los detalles en este reportaje.