Última Hora

Miles de creyentes adelantaron la romería y llenaron las calles de fe y devoción a la virgen.

Desde muy temprano, los romeros tomaron las rutas hacia Cartago con el fin de adelantar la visita a la Virgen de los Ángeles.

Las calles lucían repletas de caminantes que con esfuerzo y mucha fe marcharon hacia la basílica.

Las actividades eclesiásticas provocaron que la plazoleta luciera repleta de feligreses.

Algunos disfrutaban de los actos religiosos mientras otros solo tomaban un descanso tras el viaje.

En la entrada a la basílica se formaba una fila para ingresar de rodillas. Ahí se podían ver por cientos los romeros que adelantaron la caminata en busca de que se les conceda un milagro o en agradecimiento por uno recibido.

La mayoría se mostraron asombrados por la cantidad de visitantes que llegaron 4 días antes del dos de agosto.

La gran afluencia de romeros provocó filas para ingresar a la basílica, pero también para poder llegar a las piletas de agua bendita.

Algunos de los visitantes señalaron que tardaron cerca de 30 minutos en poder acceder al agua.

Este sábado la basílica recibió la visita de la Arquidiócesis de San José y se llevó a cabo la eucaristía en la plazoleta.

Recuerde que el horario de ingreso a la Basílica de los Ángeles hasta el 31 de julio será de 5 de la mañana a 9 de la noche.