Última Hora

Dos sismos de baja magnitud, pero poca profundidad, movieron a gran parte de la población del Área Metropolitana.

Desde hace 2 meses los ciudadanos no percibían un temblor con estas características.

Los dos sismos fueron originados por una misma falla local ubicada en San Gabriel de Aserrí. Una zona muy activa y en donde, según el Ovsicori, hay muchas fallas.

El primer movimiento ocurrió a las 9:33 de la maña con una magnitud de 3.7 grados, su profundidad fue de 14 kilómetros y se localizó 2,5 kilómetros al noreste de San Gabriel de Aserrí.

Casi dos horas después, un nuevo sismo más fuerte alertó a la población.

Se dio a las 11:50 de la mañana con una magnitud de 4.5. grados y una profundidad de 13 kilómetros. Se ubicó 7 kilómetros al sur de San Ignacio de Acosta.

Al ser una zona llena de fallas, los expertos piden a la población estar muy atentos con los terrenos que hay ahí.

Expertos también les solicitan a los ciudadanos estar en contacto con los diferentes comités de emergencias en caso de notar algo o recibir información de dudosa procedencia.