Última Hora

Mientras que la niña Yancy Ulloa tuvo que ingeniárselas para salvarse el sábado pasado, cuando un derrumbe y las inundaciones la dejaron sin hogar, otros desean ayuda para poder regresar a sus hogares.

Yancy tuvo que subirse a una pila para no ser víctima de la correntada, pero Francini Jiménez sufrió la pérdida del menaje de su hogar.

Al igual que muchos otros está a la espera de saber si recibirán ayuda para reconstruir sus hogares o ser trasladados a lugares más seguros.

Por el momento la Comisión Nacional de Emergencias mantiene varias familias en un albergue, con ropa y comida, pero preocupadas por su futuro.