Última Hora

Los aditivos son utilizados desde tiempos remotos; la historia nos cuenta que por ejemplo, el azafrán era utilizado para colorear, y la sal y el vinagre para la conservación de los alimentos. Pero desde entonces, el tipo y contenido de los aditivos ha cambiado radicalmente.

Existe una gran diversidad de aditivos naturales y sintéticos, cuyo fin es realzar o modificar algunas características del alimento.

Actualmente encontramos varios tipos de aditivos entre ellos; los aromatizantes que potencian los olores y aromas, los conservantes que evitan el deterioro de los alimentos, los colorantes, los antioxidantes y los saborizantes entre otros.

Los aditivos alimenticios están rigurosamente vigilados, sin embargo, no está de más, inclinarse a una alimentación más natural, con menos aditivos y por lo tanto más saludable.